Palabras peligrosas sobre los “migrantes”
Las consecuencias malsanas de la manera de definir a las personas que migran

   

Valencia, 11-14 de Junio de 2018

Lugar de realización:
Salón de Actos
Facultad de Psicología
Av. Blasco Ibáñez 21

La cuestión de las migraciones es particularmente delicada, ya que incluye intereses económicos y políticos de suma importancia, así como despierta recuerdos e imaginarios de conflicto o de desigualdad entre los pueblos. Cuanto más complejo y denso de aspectos diversamente interpretables, es un tema, la terminología relacionada con ello asume un valor central, porque define los conceptos, distribuye los roles entre los actores humanos y evoca imágenes y sentimientos determinados en la opinión pública. Más que en cualquier otra época pasada, la actual se caracteriza por la rapidez de los cambios semánticos de las palabras y por la dificultad de verificar las innumerables informaciones asociadas con ellos.

Las palabras nunca son “inocentes”, dado que por excelencia expresan el pensamiento y la esencia del alma humana, revelando los juicios que los individuos y los grupos humanos atribuyen a los fenómenos y a las personas que están involucrados en ellas. En el campo de la movilidad humana, el término “migrante” se ha convertido en el emblema de un proceso de deterioro progresivo de su significado para apoyar y justificar actitudes, prejuicios, acciones y políticas en detrimento de una determinada categoría de personas.

La escuela de verano de 2018 pretende arrojar luz sobre el peso de las palabras y de los conceptos, que – conscientemente o no – están siendo utilizados despreocupadamente y de manera inadecuada, acerca del mundo de las migraciones tanto por la opinión pública, como por los actores que la influencian, provocando consecuencias nefastas en la vida de millones de personas, y dificultando – a veces de forma irremediable – el diálogo, la acogida y la interacción positiva entre los diversos componentes que constituyen nuestras sociedades.

Lunes 11


10:00  Bienvenida a los participantes y agradecimientos

10:50  Presentación de la Escuela de Verano

Además de presentar el tema de la escuela, se anuncian aquí también las dos actividades en grupos que los participantes están invitados a realizar. La primera actividad consiste en redactar una carta dirigida a los miembros de la Comisión Europea/Naciones Unidas, que ya están pensando en las orientaciones y en el presupuesto para su política migratoria 2021-2027, sugiriéndoles los principios sobre los cuales fundar los futuros programas y las prioridades que tienen que ser adoptadas. La segunda actividad, en cambio, prevé que se realice, en grupos, un vídeo clip que haga un collage de expresiones periodísticas (televisión, radio e impresos) sobre uno o más términos migratorios, poniendo de relieve sus inexactitudes o deformaciones.

11:30  Pausa

11:50  “Migrante”: de “persona que migra” a “peligro móvil”. La figura del migrante como “construcción social” (Fabio Baggio, Subsecretario del Dicasterio para el Servicio al Desarrollo Humano Integral, sección Migrantes y Refugiados, Ciudad del Vaticano)

Aunque el término “migrante” en sentido amplio indica cualquier persona que se desplaza significativamente de un contexto social y geográfico a otro, siempre lleva asociado un sentido más particular y peyorativo. Más el extranjero (o alguien que está percibido como tal) es indeseado y despreciado por los autóctonos, más se tiende a calificarlo como “migrante”, mientras que se forjan términos alternativos para los individuos provenientes de otros lugares, pero considerados como útiles y no peligrosos. Por lo tanto, una realidad constitutiva del ser humano, es decir, su movilidad, llega a convertirse en un elemento casi “patológico” y “peligroso”.

14:00  Intervalo

16:00  La inadecuación de las estadísticas sobre las migraciones: ¿a quién se refieren? (João dos Reis Peixoto, Universidade de Lisboa, Portugal)

En política e incluso en economía, no hay nada más manipulable que las “cifras”, sobre todo cuando las comparaciones numéricas se realizan utilizando categorías diferentes entre ellas. Por ejemplo, algunos medios de comunicación de masas incluyen también dentro de la categoría de los “refugiados” a los solicitantes de asilo, los desplazados y cualquier otro migrante “forzado”. También, las estadísticas internacionales sólo cuentan a los inmigrantes legales. De la misma manera, en el cálculo de las remesas de los migrantes, los criterios para aislarlas de otras transacciones no están claros. A pesar de los medios técnicos y de los conocimientos de cálculo estadístico actuales, la imagen que los datos estadísticos devuelven de la dimensión de las migraciones internacionales está muy deformada. A eso hay que añadir que, en la percepción de la opinión pública, incluso los descendientes de los inmigrantes se encuentran contados como “migrantes”.

17:30  Pausa

17:50  Las consecuencias de la emigración vista como un “éxodo” (Luca Marin, CIEMI, París, Francia)

El término “migración”, como el de “migrante”, se refiere al fenómeno de la movilidad humana en su sentido más amplio y general. El éxodo, en cambio, representa un caso particular de emigración masiva, en que todos los miembros o la mayoría de la población de un país se desplazan sobre otros países invadiéndolos. En el imaginario político y colectivo, “inmigración” significa “acogida de toda la miseria del mundo” y es sobre esta base que se toman decisiones drásticas de cierre de las fronteras, de construcción de muros, de reclusión de los más pobres entre los recién llegados y de expulsión. La Unión Europea también califica el período actual como el de “la mayor presión migratoria” de la era moderna, transmitiendo la idea de que las migraciones son en realidad “éxodos”.

Martes 12


10:00  Mitos y concepciones sobre las “fronteras” nacionales o estatales (Mª José Añon Roig, Universitat de València, España)

A la vista de la ineficiencia y de los costos del control de las fronteras ejercido por los principales países de inmigración, muchos intelectuales, científicos y expertos se han preguntado qué sentido tiene una política tan restrictiva en el ingreso de trabajadores extranjeros y de refugiados en el territorio nacional. Algunos de ellos incluso han asumido la hipótesis de la apertura total de las fronteras, considerando la existencia de éstas como la herencia de un pasado poco civilizado. Pero, si las fronteras estatales y nacionales, así como regionales y locales, tienen su razón de ser, eso no justifica que sean concebidas como paredes herméticas a las personas. Una frontera no es una “presa” que bloquea las crecidas de los “ríos” de los flujos migratorios. ¿Es posible concebir las fronteras actuales de manera diferente y no como un lugar de discriminación y muerte?

11:30  Pausa

11:50  Migrantes “compatibles” e “incompatibles” (Claudio Bolzman, HES-SO, Ginebra, Suiza)

El tema de la “compatibilidad” de los inmigrantes con la sociedad anfitriona y sus “valores” tiene más de un siglo y medio, pero aun hoy en día la prioridad de las políticas migratorias de los países del primer mundo consiste en “filtrar” y “seleccionar” a los migrantes, es decir en “discriminarlos” según unos criterios oficialmente enlazados con el “estatus legal” de ellos, pero oficiosamente basados sobre sus ingresos económicos, su “raza”, su religión y su origen. Los inmigrantes “compatibles” se convierten así en el objeto de las políticas de integración, mientras que los demás van a abastecer una masa de mano de obra vulnerable y fácilmente explotable. Esta situación es, sin embargo, justificada con expresiones políticamente correctas que ponen en juego la identidad nacional, la seguridad e incluso la libertad.

14:00  Intervalo

16:00  “Migrante” e “inmigrado”: la “integración” no es “control de las fronteras” (Héctor Grad Fuchsel, Universidad Autónoma de Madrid, España)

La opinión pública confunde a menudo los términos “migrantes” (personas que están migrando) e “inmigrados” (personas que ya han migrado y ahora están asentados permanentemente en el extranjero). No se trata de una mera diferencia de “tiempo”, sino de tipologías de cuestiones y problemáticas muy diferentes entre ellas. El proceso de “integración” mutua entre extranjeros y autóctonos, entre los recién llegados y los residentes de largo plazo, así como entre las diferentes poblaciones, no es un acto único que se resuelve en el momento de la llegada a un país extranjero a través de un “contrato”, de cursos de idioma local o de una inserción laboral. Las tensiones identitarias, de las cuales son una expresión el malestar de los descendientes de los inmigrantes y los brotes de violencia con pretexto cultural o religioso que ocurren periódicamente, no son más que el resultado de un olvido político grave: no se dio y no se da importancia a la necesidad de acompañar todo el proceso de asentamiento de los inmigrantes y de preparar a los autóctonos a la presencia de nuevos ciudadanos en la sociedad común.

17:30  Pausa

17:50  ¿Hasta cuándo estaremos considerados como migrantes? (Emmanuel Jovelin, Université de Lorraine, Metz, Francia)

En un determinado país las estadísticas locales cuentan sólo a los inmigrantes no nacionalizados y las estadísticas de la nación de origen tienen en cuenta a todos los inscritos en sus registros, a menudo en base a la “sangre” (jus sanguinis). Pero las personas con un vínculo familiar de origen inmigrante son muchas más que aquellas que están señaladas por los dos censos mencionados. Para los descendientes de los inmigrantes se forjaron una serie de términos, a veces infelices, que los destinatarios rechazan, porque enfatizan demasiado su alteridad: “personas salidas de la inmigración”, “individuos con fondo migratorio”, “segunda generación”, etc. Por su parte, el rechazo de apelaciones similares no deriva de una negación cultural, sino de las discriminaciones que los aúnan à la condición de los verdaderos “inmigrantes”.

Miércoles 13


10:00  Los malentendidos recurrentes sobre el término “refugiado” (Pedro de Almeida Vianna, CIEMI, París, Francia)

En el lenguaje político y periodístico la imprecisión terminológica y jurídica sobre la inmigración es muy frecuente. Tales errores no son benignos, porque implican un juicio de valor sobre las personas. “Malos inmigrantes” son los que migran por razones económicas, los “solicitantes de asilo” y los “sin papeles”. En cambio, “buenos inmigrantes” son sobretodo los “refugiados” y esos lo son eminentemente si se han visto obligados a abandonar su hogar por causas climáticas, aunque el ambiente no esté incluido entre los factores que abarca la Convención de Ginebra. El mensaje que transmiten muchos gobiernos a los países de inmigración es que “se puede llegar aquí sólo si alguien se lo merece”.

11:30  Pausa

11:50  “Extranjero-Autóctono” ¿se nace o se hace? (Edelia Villarroya Soler, directora del MIM, Universitat de València, España)

Para los autóctonos, el inmigrante se convierte en un problema cuanto más evidente es su “diversidad” y los atributos visibles como “extranjero”. El inmigrante puede ser leído como una categoría estadística (“persona nacida en el extranjero”), jurídica (“persona con pasaporte extranjero”) o social (“individuo del tercer mundo con una renta inferior a la media nacional”), y también se puede observar bajo su condición psicológica, con todas las repercusiones que intervienen en la definición de su identidad, construida en torno a la percepción de su ser “extranjero”.

14:00  Intervalo

Actividades de grupo (explicación y realización)

Mientras que la redacción de la carta a la Comisión Europea/Naciones Unidas se puede hacer todos los días en las pausas y el tiempo de la tarde, el video clip puede ser montado durante la tarde del miércoles, después de recoger un poco de material durante los días anteriores. Cada grupo toma en cuenta una de las siguientes expresiones: migrante, crisis de los refugiados, integración, terrorismo, irregular/clandestino/indocumentado, estadísticas sobre la migración o la inmigración, identidad nacional/compatibilidad, etc. para mostrar cómo y en qué contexto están utilizadas por los medios de comunicación.

Jueves 14


10:00  El periodista frente al “hecho migratorio” (Vicent Montagud, TeleSUR)

“La prensa, la radio y la televisión son herramientas especiales de información sujetas a un “género literario” específico: breve, inusual, sorprendente, capaz de despertar emociones de empatía, de adhesión, de indignación o de rechazo. Las “noticias de sucesos” en materia de inmigración son eventos puntuales, con una dinámica detallada suya, pero su lectura presupone un conocimiento profundo de las causas del fenómeno, de sus contextos, de sus filtros y de su pasado. ¿De qué herramientas epistemológicas dispone el periodista que debe comunicar sobre las llegadas de migrantes, la integración, el asilo y las políticas de migración? ¿Qué emociones quiere suscitar? ¿Qué parte de la información selecciona y cuál omite? ¿Es posible la neutralidad en estos temas?”

11:30  Pausa

12:00  Presentación de los vídeos

14:00  Intervalo

16:00  Lectura de algunas cartas a la Comisión Europea/Naciones Unidas

17:30  Pausa

17:50  El procesamiento de la información sobre la migración en algunos contextos europeos

(Mesa redonda con Ana Paula Beja Horta - Universidade Aberta, Lisboa, Portugal; Aldo Paskja - CSER, Roma, Italia; Luca Marin - CIEMI, París, Francia. Modera: Edelia Villarroya Soler - Directora del MIM, Universitat de València, España)

19:15  Clausura de la escuela